Search News Posts

Validating credentials, please wait...
  • LLÁMENOS AL 2902 1523

  • AV. 18 DE JULIO 975 SUBSUELO

Inicio

Botones de Pánico en Montevideo

Botones de Pánico en Montevideo

Botones de Pánico en Montevideo

El Ministerio del Interior colocará “botones de pánico” en ciertos puntos de la ciudad de Montevideo con el cometido de combatir el delito. Ello se suma a la extensión de las cámaras de seguridad a diferentes barrios capitalinos.

Luego de la política del Ministerio del Interior de instalar cámaras de video-vigilancia en diferentes zonas de Montevideo, con gran concentración de personas, entre ellas: Ciudad Vieja, Centro, Corredor Río Branco, Cordón, Unión y Paso Molino, ahora se apunta a una nueva tecnología: “Botones de pánico”.

En ese marco, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, informó que se analiza instalar “botones de pánico” en Montevideo como una nueva forma de combatir la delincuencia y el delito.

“Ante un delito, cualquier persona toca el botón y alerta a quienes observan las cámaras de vigilancia policial”, explicó el secretario de Estado.

Los botones de pánico se instalarán en “puntos clave de la ciudad” y serán monitoreados por las cámaras de la Policía.

Bonomi explicó que cuando una persona “es víctima de un delito u observa que se está cometiendo uno, pude acudir al botón de pánico y así alertar a los policías que observan las cámaras”.

Ello indicaría el “lugar exacto” donde se cometió el delito y ayudaría a la Policía a localizar al delincuente.

El secretario de Estado también dijo que aún hay que diseñar el dispositivo de forma tal que “no se preste a bromas o a la destrucción por parte de delincuentes o vándalos”.

Video-vigilancia

Por otro lado, Bonomi expresó que existe la intención de instalar más cámaras de vigilancia, en este caso en los alrededores de los centros comerciales o shoppings.

A ello se suma el proyecto de crear un “corredor seguro” entre la Sala Verdi (Soriano y Convención) hasta el teatro Solís.

Este lunes, Bonomi se comprometió en Maldonado reducir un 30% los delitos a través del control de motos, bocas de venta de drogas y armas, extender y reformular la video-vigilancia, instalar tobilleras de control de delitos de violencia doméstica y coordinar entre la Policía, Unidad Nacional de Seguridad Vial y Policía Caminera para evitar siniestros de tránsito.

Fuente: lr21.com.uy